Nace por una denomicación errónea. En la colonia al iniciarse la repartición de tierras agricolas, en este territorio, encontraron una acequia principal de regadío y creyendo construido por la fuerzas imperiales incaicas lo llaman 'LA IMPERIAL'. En sus inmediaciones, contemporáneamente, existía un pequeño poblado llamado Pago (un término que se usaba para referirse a un 'pueblo pequeño' o aldea, otros sinonimos son Reducción o Caserío). Para diferenciar a este último poblado, de la acequia y las haciendas llamadas 'LA IMPERIAL', le pusieron 'EL IMPERIAL'. Posteriormente se suprimió el articulo 'EL' quedando solo 'IMPERIAL'.